RELAJACIÓN

Si estás leyendo esto, probablemente ya conozcas nuestros 4 Pilares. Si sos nuevo/a en esta comunidad, te compartimos el link a una nota que te cuenta todo lo que necesitas saber sobre nuestra filosofía de trabajo → https://ciprelasflores.com/?p=6194

Hoy vamos a concentrarnos en el pilar Relajación, un pilar al cual no siempre damos la importancia que realmente merece…
La nota de la cual les compartí el link, comienza con una frase: – nuestro estilo de vida define nuestra salud –. Y así es, nuestro estilo de vida es el causante de muchas de las enfermedades con las que lidiamos actualmente. Pero, así como puede enfermarnos, también puede sanarnos si hacemos los ajustes necesarios…

Actualmente, la mayoría de las personas sostenemos rutinas que nos obligan a correr de un lado a otro, con listas interminables de cosas para hacer. También es una generalidad que la mayoría de nosotros/as no incluimos en esa lista de tareas un momento del día en el que podamos relajarnos a consciencia y sin culpa. La excusa más común suele ser “no tengo tiempo” y es justamente esa la raíz de nuestras dolencias. Tenemos que HACERNOS un tiempo para cuidar de nosotros mismos/as, debería ser una prioridad, no te parece? Entre las corridas del trabajo a la limpieza de la casa, encargarte de niños/as, mascotas, el estudio y demás actividades que muchos/as de nosotros/as hacemos diariamente, te pedimos: DATE PERMISO PARA RELAJARTE. Está bien parar, esta bien que dediques tiempo para vos, esta bien no estar las 24 hs del día disponible para todo el mundo.

En esta nota queremos regalarte algunas recomendaciones de cosas que podes hacer para cuidar este pilar

RELAJACIÓN

1) TIEMPO PARA VOS

Regalate, al menos, 15 minutos por día para vos. No dejes tu relajación para cuando hayas terminado de resolver todo, elegí hacerlo, elegí priorizarte a vos mismo/a y a tu propia salud. Sin ella, no podrías encargarte de esa interminable lista de cosas que necesitas o queres hacer.

Demasiadas-tareas-pendientes

Lo que elijas hacer en ese tiempo depende completamente de vos, pero queremos hacerte 3 recomendaciones para lograr mejor el efecto deseado:

Generalmente, nuestra respuesta al estrés se encuentra en hiperactividad y tomarte este tiempo te ayudará a disminuirla. 
Para que realmente entiendas el por qué de este espacio de tiempo para vos, voy a darte algunos datos para que puedas analizar y sacar tus propias conclusiones. Y, como siempre, te invito a que investigues sobre el tema vos mismo/a. El conocimiento es poder, no lo olvides.

Sabes lo que es el cortisol? No? Bueno, es una hormona que todos/as tenemos y necesitamos (es decir, esta hormona no es ni buena ni mala, es necesaria, son las cantidades excesivas y mantenidas en el tiempo lo que la vuelven dañina). Ha sido identificada como una de las principales hormonas relacionadas a la respuesta al estrés. Cuando nos estresamos, el nivel de esta hormona sube.
Los seres humanos estamos diseñados para experimentar estrés en períodos de tiempo cortos. Nuestros cuerpos y cerebros se han especializado, a través de la evolución, no para vivir en ciudades como las modernas, sino para vivir en comunidades itinerantes de cazadores-recolectores de no más de 150 personas. Como el proceso evolutivo es muy lento, nuestros sistemas no han podido ponerse al corriente con el estilo de vida que llevamos en la actualidad. Nuestra maquinaria para responder y lidiar con el estrés es prehistórica y esta discordancia entre nuestro sistema y nuestro estilo de vida acarrea muchas consecuencias negativas para nuestra salud.

Volviendo al cortisol… Esta hormona activa nuestro modo “pelea-vuela” (fight or flight mode) o modo de emergencia, como a nosotros/as nos gusta llamarlo. Cuando el estrés se vuelve crónico, hace que este modo esté constantemente activado, generando muchos desajustes en todo nuestro cuerpo. Uno de los efectos implica que el cuerpo diversifique sus recursos priorizando la supervivencia. Por ejemplo, “apaga” la digestión porque la considera una “distracción innecesaria” en un momento en el que estamos siendo “atacados”. Y por qué digo “atacados”? Te tiro un dato que a nosotros/as nos dejó boquiabiertos/as cuando lo aprendimos por primera vez. Sabías que nuestro cuerpo no puede diferenciar las fuentes de estrés, por lo que reacciona de la misma forma si, por ejemplo, estamos siendo atacados/as por un león que si nos estresamos por un comentario desagradable en una red social? Por eso, cuando nuestro cuerpo es sometido a estrés crónico, podemos decir que lo asimilamos como si estuviésemos siendo atacados/as por un león de forma constante. Pero, resulta ser que no es un león quien nos ataca, es nuestro propio estilo de vida…

Al encontrarnos “bajo ataque”, nuestro cuerpo prioriza la generación de cortisol por sobre otras funciones, alterando el equilibrio de nuestras otras hormonas, lo cual también acarrea consecuencias.
Todo nuestro cuerpo trabaja con ciclos, sistemas y procesos que funcionan todos perfectamente coordinados. Cuando hay una alteración en dicha coordinación, los problemas empiezan a aparecer…
Ahora podes comprender por qué es tan importante regalarte un momento del día para vos? Apaga tu modo de emergencia por un rato, dale a tu cuerpo un descanso! Programa este tiempo. Siempre va a haber otras cosas que hacer, es tu propia responsabilidad elegir que es más importante para vos.

2) APAGA TU CELULAR

Hace poco, subimos algunas historias a nuestras redes sobre este tema. Todavía no nos seguís? Te comparto los links para que lo hagas! En nuestras redes compartimos información y herramientas para que cuides tu salud que seguro te sean muy útiles.

https://www.facebook.com/ciprelasflores

https://www.instagram.com/ciprelasflores/

En fin, como dijimos en esas historias, de seguro muchas de las personas leyendo esta nota (incluido/a vos seguramente) sientan palpitaciones de solo leer el título de la recomendación.

Internet en general y las redes sociales en particular se han ido infiltrando a través del tiempo en TODOS los aspectos de nuestras vidas. Un dato que me pareció impresionante: hay más dispositivos móviles que personas en el mundo. Esto da cuenta de la dimensión del uso de estos dispositivos…

Te despertas a la mañana y qué es lo primero que haces? Agarras el celular para chequear mensajes y revisar las redes sociales, no? Ni siquiera permitimos a nuestro cuerpo despertarse lentamente como de hecho lo necesita. El primer contacto al abrir nuestros ojos es luz artificial, esto no puede ser nada bueno. Además, dejamos a todo el flujo de ruido generado por estas plataformas ingresar a nuestros cerebros, empezando el día ya “aturdidos/as”. Los dispositivos móviles, sobretodo los celulares, nos hacen estar hiperconectados/as e hiperinformados/as.

No vamos a negar que son herramientas más que útiles, pero hay que ser conscientes de cómo los utilizamos y que tipo de relación tenemos con ellos. Nunca te paso no encontrar tu celular fácilmente y sentir una sensación de desesperación, tocarte todos los bolsillos y sentir alivio cuando finalmente lo encontras?

Y7F2QLZXXVAONMDHY4ZN4YFF4E

No hay mucha evidencia científica al respecto, pero a la vista está que muchos/as de nosotros/as desarrollamos, en mayor o menor medida, una adicción a nuestros teléfonos. Y, como ocurre con muchas drogas, mientras más los utilizamos, más adictos nos volvemos. Existe, además, una cultura “selfie” que alimenta esta adicción. Todo lo que hacemos es material para compartir en redes y las reacciones, los me gusta, los seguidores que ganamos, etc, alimentan esa sensación de recompensa, reforzando la necesidad constante de publicar absolutamente todo lo que acontece en nuestro día a día. Tal vez no todo…

Otra tendencia generada por las redes sociales es la “presentación perfeccionista” (perfectionist presentation). Este es un término que algunos/as psicólogos/as que estudian estas plataformas utilizan para hacer referencia a la tendencia que tenemos los/as usuarios/as a compartir únicamente las partes bellas y estéticamente aceptables de nuestras vidas. De esta manera, se genera una falsa realidad en la que todos/as parecen ser más exitosos/as, tener casas más lindas, disfrutar más de la vida que quienes estamos consumiendo esos contenidos. Esto nos lleva a compararnos y juzgarnos a nosotros/as mismos/as bajo falsos parámetros que colaboran con cuestiones como baja autoestima, estrés, depresión, trastornos alimenticios, entre otras consecuencias. Esta comparación es un proceso automático que no podemos evitar y que, en personas vulnerables (sobre todo en niños/as y adolescentes), puede ser extremadamente dañino para su salud mental. Aunque, en verdad, en mayor o menor medida, nos afecta a todos/as, incluso de forma inconsciente.

Uno de los sellos distintivos de los/as adictos/as es negar su propia adicción. Todos/as creemos que podemos controlar nuestro uso del celular pero, cuando llega el momento de la verdad, nos inventamos un millón de excusas tales como “Hoy no puedo porque estoy esperando un mensaje de x persona, bla bla bla…”. Entonces, si crees que no tenes dependencia hacia tu celular, ¿por qué no probas realmente estar sin él por dos horas al día? Proba si podes hacerlo, aunque sea, dos días en la semana. ¿O vas a encontrar la excusa perfecta?

Esta es una buena incorporación a tus hábitos si padeces ansiedad, depresión, etc. Hacelo y después nos contás cómo te sentís, tengo fe en que vas a lograr reducir mucho tus niveles de estrés si lo intentas!

3) LLEVA UN DIARIO DE GRATITUD

Los humanos tenemos tendencia a enfocarnos en lo negativo, pero también tenemos el poder de redireccionar nuestros propios pensamientos. Ese es el objetivo de esta simple intervención. La idea es que tengas un cuadernillo y una lapicera y que, una vez al día, anotes cosas por las cuales te sentís agradecido/a (preferentemente, hacelo antes de ir a dormir, una buena dosis de positividad te ayudará a descansar mucho mejor).

20150311202353-125-dollars-200-words-own-historic-bed-breakfast-book-writing-pen

Estas pueden sonar como habladurías metafísicas pero, en realidad, están basadas en ciencia sólida. No voy a ahondar en los detalles para no ser demasiado extensa, pero si te interesa saber más sobre las bases científicas de esta recomendación podes googlear: “Martin Seligman” o “Chad Burton”. De todas formas, para que entiendas los beneficios de esta práctica, un dato: investigadores/as de la Universidad de Manchester (Manchester University) descubrieron que las personas con más sentimientos de gratitud descansan mejor, tienen más energía y mayor concentración.

Un tip que puede servirte para comprometerte con este proceso: cuando elijas el cuadernillo donde vas a llevar tu diario de gratitud, elegí uno que te encante. El simple hecho de sentirte atraído/a por la estética del cuaderno puede motivarte a realizar el ejercicio. De cualquier forma, lo importante es que lo hagas: escribí 3 cosas que agradezcas de tu día todos los días.
En vez de enfocarnos en esa persona que nos contestó mal en el trabajo, por qué no concentrarnos en el/la compañero/a que nos hizo un café cuando nos vio agotados/as?

Mini_dream_journal_shopify7_1024x1024

Escribir pequeños detalles que te generen gratitud te ayudara a, de a poco, ir cambiando tu perspectiva y volverte una persona más positiva.

4) PRACTICA LA QUIETUD DIARIAMENTE

Te recomendamos dedicarle a esta intervención, al menos, 5 minutos por día.
Viéndolo nuevamente desde términos evolutivos, cuando los humanos eramos cazadores-recolectores estábamos acostumbrados/as a largos períodos de aburrimiento o quietud mental. Las rutinas diarias consistían de largos períodos de calma puntuados por algunos picos de estrés. Esto es, desde la evolución, lo que nuestros cuerpos y nuestros cerebros esperan, pero el ambiente moderno simplemente no lo permite. Siempre estamos sobrepasados/as de estímulos que reclaman nuestra atención. Esta es una más de las formas en las que nuestras rutinas diarias dañan nuestra salud.

"Distracciones, distracciones en todos lados"

En realidad, nacemos siendo seres conscientes (mindful), pero el estilo de vida moderno y sus distracciones, nos están haciendo perder esta habilidad innata. Una forma simple de acceder a este estado natural de consciencia y quietud es a través de ejercicios de respiración.

Te compartimos este video con ejercicios de respiración, esperamos te sea útil ♥

Generalmente, respiramos de manera automatizada, pero direccionar nuestra atención a este sencillo acto puede tener efectos muy profundos a la hora de relajarnos y reducir el estrés.

Otra herramienta muy útil es la meditación, entendiéndola como un concepto amplio que se adapta a los gustos, necesidades y posibilidades de cada persona. La idea principal es apagar por un rato el modo emergencia en el que siempre nos encontramos y permitirle a nuestro cuerpo y a nuestra mente que se relajen.

Tanto en Spotify como en Youtube podes encontrar distintos tipos de meditaciones guiadas. También existen aplicaciones como "Calm" que suelen ser de gran ayuda para iniciarse en esta práctica.

Incluso si solo dedicas 2 minutos a esta práctica, podrás percibir sus beneficios. No tenes 2 minutos? De verdad?
En la mayoría de los casos, la primera traba que surge cuando hacemos esta recomendación a nuestros/as pacientes es que creen que no pueden hacerlo. Y esto resulta ser verdad hasta que encuentran una forma de ponerla en práctica adecuada para ellos/as. Por ejemplo, una de nuestras pacientes no se siente cómoda sentándose a meditar en silencio, pero sigue esta recomendación escuchando música que le gusta de manera consciente y conectada con el presente, escuchando cada instrumento, la voz y sus cambios, poniendo toda su atención en la canción. Algunos/as fundamentalistas dirán que esto no es meditar, pero para nosotros cumple con el objetivo, que es lograr desconectar la mente del trajín diario y relajarse.

"Mente llena o mente consciente?"

Otro problema que suele surgir es renunciar a esta práctica demasiado rápido. Los efectos no son instantáneos en todos los casos, aunque mucha gente aprecia sus beneficios pocos días después de aplicarla. No somos todos/as iguales y no podemos esperar que después de toda una vida yendo en piloto automático, de repente podamos volvernos seres plenamente conscientes (mindful). Date tiempo, te aseguro que vas a notar la diferencia. Hay otro obstáculo que también se presenta seguido, juzgarnos a nosotros/as mismos/as. Si no sale al primer intento, no seas duro/a con vos mismo/a. Tenete paciencia. Como dije anteriormente, no podemos cambiar años en segundos. Pero con dedicación podemos lograrlo. Si lo estas intentando, eso ya te acerca un paso hacia tu meta, estas más cerca que ayer…

Eso si, para que esta práctica realmente aporte sus beneficios, debes ser estricto/a en ponerte un horario, respetarlo y hacer que los demás también lo respeten. Otro tip: trata de hacerlo todos los días en el mismo horario. Esto ayuda a crear un hábito. (Si no podes, no descartes esta recomendación, hacelo en cualquier momento que puedas, pero hacelo, te aseguro que va a mejorar tu calidad de vida). Si cambiamos nuestros hábitos de manera consciente, cambiamos nuestra biología de manera inconsciente. Estas son pequeñas decisiones diarias que trabajan en tu cuerpo DE LA MISMA MANERA QUE LA MEDICINA.

Empeza con 2 minutos diarios y progresa desde ahí, con paciencia y mucho amor propio.

5) RECUPERA EL RITUAL DE LA MESA

La recomendación concreta en este punto es que comas, al menos una de tus comidas diarias, sentado/a a la mesa, en lo posible con compañía y SIN dispositivos móviles.
Esta intervención está pensada para salvaguardar algo que lentamente estamos perdiendo entre quienes convivimos bajo un mismo techo: la CONEXIÓN.
Hablando nuevamente en términos evolutivos, sin necesidad de nombrar expertos/as e investigadores/as, simplemente guiándonos por el sentido común, podemos deducir que cuando aún vivíamos en pequeñas comunidades de cazadores-recolectores nadie comía solo/a frente a la pantalla de una TV o un celular. De hecho, todavía existen algunas comunidades que han tenido poco contacto con la modernidad y los/as expertos/as que investigan los comportamientos de sus miembros han podido observar, particularmente en una tribu de Namibia (África), que los temas de sus conversaciones varían de forma marcada en determinados momentos del día. Durante el día (horas de sol), las conversaciones son acerca de posibles conflictos a resolver (en su mayoría), pero por la noche (horas de oscuridad) el 81% de las conversaciones se basan en el relato de historias. Generalmente, estas conversaciones suceden alrededor de una fogata, por lo que los/as investigadores/as las llaman “charlas de fuego” (firelight talks). Para esta tribu este es su momento de calma, reflexión y, quizá los más importante, de conexión entre quienes integran la comunidad.

"Firelight talks" = "Charlas de fuego"

Habiendo evolucionado como criaturas tribales viviendo felizmente en comunidades, nuestros cerebros interpretan el aislamiento social como un gran problema. Nuevamente, nuestro cuerpo activa su modo de emergencia. Algunos/as expertos/as han comparado a la soledad con el dolor, el hambre y la sed. Todos factores generadores de estrés. Por eso esta recomendación. No por la mesa como mueble, sino por la unión que esta representa. Ahí es donde podemos tener nuestras propias “charlas de fuego”.

Además, comer sentado/a y a consciencia te permite desactivar el modo de emergencia, relajarte, digerir mejor la comida y comer menos (se genera mayor registro de saciedad).
Esta es una invitación a que te conectes con quienes convivís, que nutras tus vínculos y tengas un momento más en tu día para relajarte.

Esperamos puedas poner en práctica estas recomendaciones y que la información haya sido útil 🙂

Sin dudas, mi diario de gratitud va a incluir la posibilidad de poder armar esta nota para que llegue a quienes esta información les genere resonancia. No a todos/as va a servirle, pero poder ayudarles, aunque sea a uno/a de ustedes, con mis palabras, me hace inmensamente feliz y te agradezco, a vos, que te hayas tomado estos 25 minutos para leerme. Gracias ♥ 

Autor: Agustina Alessandro

Manejo de redes sociales

Estudiante de Coaching Ontológico

2 thoughts on “RELAJACIÓN

  1. Gracias!! Muy bueno!!! Tan real eso de que nos despertamos y encendemos el telefono!!! Tan necesario relajarse y estar con uno solito un rato por dia….sanar comiendo rico, cuidando nuestro cuerpo, haciendo silencio…..siendo agradecido…. Gracias!! Gracias!! Gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *